Ha crecido la hierba

Pues eso, de la última vez a hoy, ha crecido bastante la hierba por donde voy a pasear. Mis humanos me tiran palos y piedras a las hierbas para que los busque. ¡¡Me lo paso pipa buscándolos!! Aunque casi nunca encuentro lo que me tiran. A ellos también parece que les gusta, porque se ríen bastante. Creo que se ríen porque voy dando saltitos.

Estos días también he viajado mucho en coche. He cogido el gusto a sacar la cabeza por la ventanilla y que me de un poco el aire. Además, mis humanos me bajan la ventana para que lo haga, asique imagino que no les importa que lo haga.

Lo que si que he notado es que ahora hace mucho más calor que antes. Por eso, cada vez que voy a pasear, aprovecho cualquier sitio para meterme al agua. Si veo un charco, allá que voy. Si veo un riachuelo, allá que voy. Si veo una charca, allá que voy. Así me refresco y bebo un poco de agua. El otro día me tiré al río porque vi un par de patos. En ese momento me asusté un poco, porque el río bajaba con fuerza y me costó un poco salir del agua, pero con la ayuda de mi humano, lo conseguí.

Ese mismo día estuvimos un buen rato tirados en la hierba. Estuvo bien. Jugué con la pelota, con las personas que pasaban, con los perros que aparecían… ¡Me divertí mucho!

Estos últimos días me han regañado un poco, porque dicen que no les hago mucho caso. Jo, son ellos los que no me hacen caso a mi…