Días moviditos

Pues eso, del domingo a esta parte, han sido días un poco diferentes. El domingo vino bastante gente por la noche. A mi me gusta porque me dan cosas para comer y juegan conmigo.

Me puse morado.

Al día siguiente, fue un día normal. Pero cuando estuve de paseo, me tocó correr. Por la mañana di un paseo con mi humana hembra. A ratos fui caminando y a ratos corriendo. Me paraba de vez en cuando, porque me daba la gana.

Por la tarde, mi humano macho me llevó corriendo por ahí. Pero es un flojo y estuvo poco tiempo. Eso sí, me lo pasé bien cerca del río.

Ayer fue un día en el que me lo pasé muy bien.

Por la tarde estuve por ahí todo el rato, pero en el coche.

Más tarde me llevaron a ver a mi humano pequeño favorito. Me llevo muy bien con él, y jugamos juntos. Me encanta ir allí, ese pequeño humano me cae muy bien.

Hoy mi humano macho se ha ido y no se cuando vendrá. Le echaré un poco de menos, pero bueno, mi otra humana me ha llevado con los abuelos. Me gusta ir allí porque me dan muchos caprichos y me dan natillas. Y porque me consienten todo. Me han sacado al jardín, y me he puesto a corretear por allí. Me encanta.

Y nada, aquí ando.